Páginas vistas en total

domingo, 22 de enero de 2012

DIOS NO APRUEBA LA CREMACIÓN, Y CONVIENE VELAR EN CASA AL DIFUNTO

Dios no aprueba la cremación

Ni siquiera las cremaciones son consideradas en el Cielo. Con la cremación todo es eliminado. De esta manera ni siquiera se puede llevar a este cadáver a la Iglesia o al cementerio y acompañarlo. Se reduce únicamente a un poco de polvo o de cenizas. La cremación no va según el pensamiento de Dios.

Es mucho mejor y ayuda al alma del difunto en los momentos en que ha de estar rindiendo cuentas de su vida, el conjunto de constantes Oraciones, Misas y Rosarios que se hagan desde que ha fallecido, durante toda la velación.

El cuerpo del difunto, en su cajón o féretro, debe velarse de preferencia en casa, y no en las Funerarias donde se deja el cuerpo a solas y se busca más el consuelo de los deudos y el confort de las visitas o acompañantes. Orar incesantemente es lo que urge y necesita su alma para que le ayude a su paso hacia la eternidad.

Mucho menos deben hacerse velaciones con música y bebidas alcohólicas, que atrae demonios y crea un ambiente poco cristiano y en nada ayuda al alma del difunto.

Entradas populares