Páginas vistas en total

lunes, 30 de octubre de 2017

SATANÁS REVELA SOBRE "HALLOWEEN" Y LA SANTA MISA.

Revelaciones de Satanás con motivo del ‘Halloween’ y la Santa Misa, el 27 de Octubre del 2017, 7:15 a.m.

Durante la manifestación de Satanás bajo la Permisión Divina, el segundo demonio más poderoso de la tríada infernal, Satanás, primer rey de los infiernos, es obligado por la Virgen del Apocalipsis para revelar en torno a la Santa Misa y al Halloween:

Habla Satanás:
“Ahora tengo poder junto con mis demonios en el Mundo para atacar a todos los que se dejen.

Quiero decirles que tenemos muchas cosas en la Televisión e Internet, en las mismas tontas gentes que me sirven, huestes para que entren en sus mentes primero, confundirlos; y luego entrar en sus corazones para perder sus almas. Está muy próxima mi gran ceremonia en donde todos mis servidores en el Mundo entero realizarán ritos sangrientos para mí.

El Sacerdote exorcista le dice a Satanás que él perdió la capacidad del verdadero goce y alegría del amor en cuanto se convirtió en demonio. Satanás responde:

Sí, es verdad, pero tengo poder, todos los demonios me sirven y hacen lo que yo quiero.

Esa Mujer –se refiere a la Virgen Santísima- les pide que hagan Oración para éstos días, quiere que las realicen con Fe y Confianza, sintiendo seguridad en cada palabra que dicen, “para que tenga efecto enorme en contra nuestra”, quiere que piden por los jóvenes, que por ignorancia participan en esta fiesta de Halloween y también que Consagren a todos los miembros de sus familias al Corazón de Esa Mujer; a todos los niños, jóvenes y a todas las personas que participan en mi gran fiesta para que estén protegidos de nuestros efectos malignos. Ella quiere que recen Su Rosario y la Coronilla de la Misericordia; háganla diariamente, pidiendo por todos los hijos que participan en mis ritos satánicos.

Estoy invadiendo más que nunca todo, con mensajes subliminales hasta en las caricaturas y programas de televisión e internet, para que los más indefensos caigan en mis trampas malignas; y así me sea más fácil apoderarme de ellos; pero la Mujer quiere salvar a Sus hijos, sobre todo, a los que no saben cómo salvarse, aunque quisieran. Deben aprovechar lo que Dios Padre les ofrece en una brevísima pero muy eficaz evangelización, la que les ha dado en estos tiempos, en que el tiempo no les rinde para leer completas las Escrituras, que aprovechen Sus Enseñanzas, ofrecidas en Sus Revelaciones. 

En muchas partes del Mundo habrá ritos dedicados a Satanás y a Lucifer desde el 30 de Octubre para amanecer el 31.

¡Habrá secuestros de niños, de mujeres embarazadas!

Hemos mandado a servidores nuestros para que tomen Hostias; y con todo eso hagamos mi gran celebración.

Les hemos hecho creer a los niños, jóvenes y adultos que, si se disfrazan, porque les hacemos creer que es algo novedoso y sin malicia, ellos sólo se divertirán sin consecuencias y sin presencias nuestras causándoles daños físicos, vitales y materiales, además de alterar su conducta.

Nos hemos valido de las prohibiciones que algunos Sacerdotes o padres de familia dan a sus hijos para no participar en Halloween, pero con esto, lo único que hacen es provocar más curiosidad en ellos para hacerlo, lo mejor es hablarles de esto con amor y explicarles con paciencia todo esto, para que su corazón comprenda que no deben participar en mi celebración el 31.

No es lo mismo la celebración del Halloween, que lo que hacen en México al recordar a los Fieles Difuntos; siempre y cuando no hagan culto al demonio mal llamado “santa muerte”, ni porten sus imágenes bajo ninguna forma, representación, ni le pongan altares y ofrendas.

En muchos lugares, ahora habrá muchos que se vestirán de Santos para competir con mi fiesta, con los que se disfrazarán como seres de oscuridad del 31. Al vestirse de Santos los niños aprenden a sentir el amor con el cual sirvieron a Ése su Dios y con lo cual comprenderán mejor de manera fácil y sin regaños, que es mejor vestirse así, que, de brujas, momias, diablos y otros más.

Quiere que aprovechen esta oportunidad para enseñar la vida de los Santos y el amor con el que sirvieron a Dios. Así los niños y los jóvenes comprenderán que es mejor servir a su Creador, que dejarse llevar por lo que yo les propongo.

Sobre la conducta de los fieles en la ‘Santa Misa’:

Mucha gente ahora se comporta de manera incorrecta en la Misa; la Mujer les pide que en cada familia se enseñe, que no se crucen las piernas, no se lleva el celular, no se platica, no se critica, no se lleva ropa inapropiada, y así, poco a poco, sobre todo las mujeres, tendrán que usar otra vez “mantillas en la cabeza”, como señal de respeto a la Celebración Eucarística, ya que el cabello de la mujer es tentación.

Nosotros hemos puesto todas estas cosas para distraer a la gente que va a la Misa, para que no atiendan lo que el Sacerdote dice, y así la ven como algo sin importancia.

Si unos cuantos empiezan a seguir estos buenos comportamientos en Misa, poco a poco ésto se extenderá; Dios tendrá el respeto que merece; extiendan esto a todos Sus hijos, para que pronto se ponga en práctica y así comprendan todos los hijos de Dios que aún tienen una última oportunidad para salvarse de las garras del Infierno.

Dice la Mujer que Ella los ama, y más los ama su Creador, quiere la salvación de todos, no su condenación.

El amor todo lo puede, así que practíquenlo.”
(Terminada la revelación, finalmente Satanás es exorcizado; y quien ha fungido como Canal bajo esta Permisión Divina queda libre).

Mensaje y Manifestación Certificados por el M.I.D.P. Núm. EM/E/27/XI/17.






lunes, 9 de octubre de 2017

CARTA ABIERTA: ¡OBISPOS COBARDES!

CARTA ABIERTA
¡OBISPOS COBARDES!
Octubre 9 del 2017

La Siempre Virgen María de Guadalupe, Quien es nada menos que la Reina, Madre y Maestra de la Iglesia Católica y de todo lo creado por Yahvé-Dios, se ha dirigido en varias ocasiones a los Cardenales y Obispos del Mundo entero. En sus diversos Mensajes les ha pedido, en Su carácter de Medianera de todas las Gracias, de Su Reina, Madre de Jesucristo nuestro Redentor, el Verbo Encarnado, Sumo y Eterno Sacerdote para siempre, Fundador de la verdadera Iglesia sobre Pedro, que asuman su responsabilidad como Pastores -a quienes les ha sido encomendado “el cuidado del Rebaño a ellos confiado en sus respectivas Diócesis”-, con carácter heroico y valeroso, combatir y denunciar la depredación y asechanza de los “lobos disfrazados de Corderos que han venido a esquilmar los Rebaños del Señor”.

Nadie puede alegar que cardenales, obispos y sacerdotes desconozcan las Sagradas Escrituras; sobre las que se debe fundamentar siempre todo pensamiento, postura, declaración y actuación de la Iglesia, no solo por parte de sus jerarcas y sacerdotes - pues si no, ¿a qué fueron al Seminario? -, sino también por parte de los fieles, a quienes nos alcanza no solo el derecho, sino el deber de exigir a los clérigos que cumplan estricta, debidamente y de manera integral con la Misión que les ha sido encomendada y para la que fueron Ungidos como tales.

Nadie puede alegar desconocimiento de lo advertido por la Palabra de Dios o Santa Biblia, tanto en el libro del Profeta Daniel, como del Evangelio de San Mateo en el capítulo 24; y del Apocalipsis o libro de las Revelaciones escrito por el Apóstol San Juan sobre lo que acontecería en nuestra Iglesia y en el Mundo entero en estos tiempos. El capítulo 12 del Apocalipsis, “La Mujer y el dragón”, como parteaguas del libro profético en esta segunda parte, se intitula “El Provenir: la Iglesia y el Mundo”, inicia describiendo la gran batalla que se libra ya entre la “Virgen de Guadalupe o Mujer vestida del sol” y el demonio Leviatán. Describe a ambos con sus características, y solo a los mal informados, cuya consecuencia por su ignorancia es llamar “santo padre” a quien es un lobo rapaz, les ha hecho caer en la papolatría, y piensan que todo cuando diga ésta bestia (una de las cuatro bestias del Apocalipsis: el anticristo, el falso papa o falso profeta, la masonería y Leviatán o dragón rojo de 7 cabezas) es correcto, sano o sabio; y nada de esto ocurre con Francisco, el falso profeta, a quien su vocero jesuita le ha constituido una campaña para presentarlo al Mundo como amoroso, humilde y santo, nada más falso, es sólo una campaña amañada de la que le pedirá cuentas el Señor de señores y Rey de reyes al P. Federico Lombardi.

El plan siniestro que siguen tanto Francisco (Jorge Mario Bergoglio, poseído por Leviatán) como su grupo de cardenales del Grupo de San Galo, la Mafia Cardenalicia de la que se ha proclamado abierta y cínicamente el cardenal belga Godfried Dannel’s como líder, han manifestado públicamente ser quienes removieron al cardenal Joseph Karl Ratzinger Peintner, alias Benedicto XVI, el judío alemán del Priorato de Praga, porque iba lento en el cumplimiento de las consignas de promover y licitar por parte de la Iglesia, posiciones opuestas a la Ley de Dios, como el aborto, la eutanasia, la manipulación in vitro, las uniones homosexuales y lésbicas, la pertenencia a sectas como la masonería, los illuminati, los Prioratos, los Rotarios, la formación del falso ecumenismo con alianzas y toma de ideas protestantes, hinduismo y otras prácticas que nada tienen que ver con el Cristianismo-Católico, Jesucristo fundó una sola Iglesia, cristiana, católica, apostólica y romana, no dijo ni profetizó que se integraría a la Suya en el futuro, una iglesia sincrética.

La Virgen María, tanto como las Sagradas Escrituras desde el capítulo 3,15 del Génesis, y muchísimos Profetas Católicos (Anna Catalina Emmerich, Verónica Lueken, J. V., el P. Stéfano Gobbi, Conchita González, Sierva del Monte Carmelo, María de la Luz, Ángel Justiciero, etc.) han sido Voceros del Cielo y portadores de los Mensajes tanto del Padre Eterno, de Jesucristo, del Espíritu Santo, de San Miguel Arcángel, y de varios Santos sobre lo que se tramaba desde antes de ser elegido el Papa Juan XXIII, lo que pasaba en el secuestro de Paulo VI y su suplantación mediante un doble o falso papa; de la trama para el asesinato de Juan Pablo I; y del atentado de Juan Pablo II profetizado por el Santo P. Pío; y de ahí el tiempo de los “no papas” Benedicto XVI y Francisco, ambos herejes y promotores de la corriente modernista, identificados plenamente como miembros activos del “sionismo judío”, que promueve activamente esta infernal corriente para demoler la Iglesia de Cristo y su Doctrina, así como sus grandes tesoros Litúrgicos y espirituales.

Estaba advertido por Daniel que la Ley Divina, las Fiestas de la Iglesia y el Eterno Sacrificio o Santa Misa serían trastocados, alterados, como lo han hecho Benedicto XVI quien distorsionó y ocultó el Tercer Secreto de Fátima, encarcelando a la Vidente Sor Lucía dos Santos para que el verdadero Tercer Secreto no se difundiera, porque ponía en evidencia la infiltración de los sectarios siervos del Infierno. El Secreto advertía: “Satanás se infiltrará en el seno de la Iglesia; llegará hasta los Más Altos Reinos de la Jerarquía en el Vaticano; y hasta la Silla de Pedro”, que luego confirmara el Papa Paulo VI, al afirmar en plena Misa que el humo del infierno se había colado  por alguna rendija en el seno de la Iglesia, y que había sido un error convocar el Concilio Ecuménico Vaticano II donde los jerarcas sectarios hicieron las reformas modernistas, lo cual sucedió con la actuación de Ratzinger y sus cardenales del mal desde el C. V. II y su arribo como Benedicto XVI, tiempo en que se cometieron decenas de miles de crímenes de pederastia, fundó y protegió el Lobby Gay del Vaticano que ha continuado y defendido Francisco, pues él forma parte de él ( Ver: https://benedictoxviquienes.blogspot.mx y https://concilioecumenicovaticanoii.blogspot.mx )

El conocimiento de las Profecías y Avisos del Cielo nos obliga a todos a actuar, sabiendo que lo que anuncian puede ser modificado con nuestra actuación, esta es una de las finalidades de los Avisos o Profecías que nos conceden por distintos medios, tanto por la Revelación Pública de la Biblia como de la Revelación Privada, sobre la que escribió y prescribió con certeza el verdadero Papa Paulo VI antes de ser secuestrado y suplantado (Ver: https://antiiglesia.blogspot.mx ¡Cómo llegó él ladrón’ a la Silla de Pedro!).

Todos sabemos que México juega un papel importantísimo en los Planes de Salvación de las almas. México, ha declarado la Virgen de Guadalupe, como Nación, constituye “La Nueva Jerusalém”, lo que denota, como ya había sido revelado a J.V., que Israel no es ya la nación escogida para salvación de la humanidad, sino que por sus crímenes es el “cuerno central y principal que despuntará de los tres cuernos de la cabeza principal entre las otras seis, que suman diez cuernos, -que representan las logias masónicas- de entre las 7 cabezas de Leviatán, y que sirve a Maitreya, el Anticristo, para ocupar la Silla de Pedro, con la finalidad de gobernar a la Iglesia y fungir como líder del Gobierno mundial que surgirá de la promoción del Nuevo Orden Mundial de los Illuminati y los rabinos judíos.
Pero los obispos mexicanos están acobardados, comodinos, apáticos, incrédulos, les mueve más y siguen interesados y ambiciosos en ascender en sus carreras eclesiásticas, como si fueran politiqueros en lugar de cumplir con su deber y obligación de ser Pastores y Profetas que denuncien a tiempo y a destiempo las mentiras; la corrupción doctrinal y teológica desde la Cúpula Vaticana usurpada por los lobos rapaces sectarios al servicio del devastador Anticristo Maitreya y su falso profeta Francisco, hechos profetizados en Apocalipsis 13,11ss., ellos son la jerarquía masónica al servicio de la masonería laica –la Pantera negra-también advertida por Anna Catalina Emmerich (Cuaderno Núm. 3 “Visiones y Revelaciones Completas a la Venerable Anna Catalina Emmerich”, monja capuchina estigmatizada).

El Tercer Secreto se ha cumplido porque ni clérigos ni fieles hicieron nada, y como dice el refrán: “Los malos y el mal avanzan porque los buenos no hacen nada”. (Ver: Cf. https://bestpublications.blogspot.mx

Los sectarios masones, miembros y legisladores de una misma plataforma política al servicio del infierno (P.R.D., MORENA, P.T., Movimiento Ciudadano y hasta de facciones masónicas y judías del P.R.I. y el infiltrado P.A.N.), con pactos diabólicos en las logias, promovieron una Ley contra La Vida, la del Aborto, con la pervertida ideología y actuación de Rosario Robles, Andrés Manuel López Obrador, Miguel Ángel Mancera y los demás grises Jefes del D.D.F. del mismo perfil masónico partidista, ajustados a las consignas del Plan judío para convertir al Mundo en una gran Sodoma y Gomorra, así como lo ha venido haciendo el priista Enrique Peña Nieto, presidente de esa Nación -escogida desde 1521 por la Virgen de Guadalupe para triunfar sobre la masonería y sus secuaces- quien ha declarado pensar de la misma forma corrompida de Jorge Mario Bergoglio o Francisco y su pervertido Nuncio Apostólico en México Franco Coppola. Con esta Ley se destruye la Vida que ha sido insuflada por el Aliento Divino y Satanás se burla de Dios Padre, Creador de la Vida y dueño único y verdadero de Sus hijos los seres humanos, pues hay vida humana desde el momento de la Concepción.

Los masones ofrecen los abortos como sacrificios a Satanás y sus demonios para que les otorguen poder, riquezas, fama, placeres y protección maligna, poderes del mal que pueden ser destruidos y nulificados por la acción decidida de los verdaderos Pastores u Obispos de la Iglesia católica, empezando por México y extendiéndose al Mundo entero, para que ese país sea Luz de las Naciones y Parteaguas de Luz y no de tinieblas.

Los Mensajes advierten que la Inseguridad Nacional de México, vino con los secuestros y la matanza de cientos de miles de mexicanos, cifra que se duplica con los abortos, dado que es causada por haber llevado a México nuevamente a los demonios Satanás, Cachalala –el brujo que hacía las matanzas y abortos de las aztecas-, Pitón –el de los adivinos, brujos y hechiceros-, y Pantera, el demonio que representa la masonería; y en la Iglesia con Pan o Baphomet – anunciando el arribo de Lucifer y el de Pan o Baphomet, demonio predador sexual, que portó en su Mitra Benedicto XVI en su coronación como papa. Sacerdotes Exorcistas reconocidos, entre ellos el P. Gabrielle Amorth, de santa memoria, es uno de los que le practicó un exorcismo revelador de esta información, al mexicano de nombre Ángel V., y que condujo a Juan Pablo II en los tres exorcismos que realizó como Supremo Jerarca de la Iglesia para recordarles a los cardenales y obispos, el deber que tienen de bendecir las almas atormentadas por los demonios y combatirlos.

Los Terremotos recientes en México, que afectaron en gran medida la Ciudad de México, son solo el inicio de grandes y muy dolorosas calamidades y fenómenos naturales desastrosos que vienen para esa Nación, en particular para la Ciudad de México, donde fue promovida la Ley genocida del Aborto por Rosario Robles; y ampliada por Miguel Ángel Mancera, su actual Jefe del D.D.F., quien ha promovido nuevas leyes contra natura y contra la Ley de Dios o Diez Mandamientos, con el reconocimiento de transexuales en el Registro Civil, como nuevo género sexual, en franco desafío a lo dispuesto por Dios desde el libro del Levítico: “No se acostará hombre con hombre como si fuera mujer, ni se acostará mujer con mujer como si fuera varón, porque esto es una abominación para Yahvé-Dios” (Lev. 18,22; 20,13)y que se opone a las pretensiones sodomizantes del falso papa Francisco con su pervertida Exhortación Apostólica “Amoris Laetitia” o “Amor Alegre” o gay, lo que significa esta palabra en inglés. Franco Coppola es lo primero que pidió a Peña Nieto, que buscara un camino para legalizar esta forma de vida pervertida, cuando que Dios sólo creó dos sexos: hombre y mujer, ningún otro sexo intermedio, este es otro engaño más de Satanás.

¡Demandamos la actuación decidida y sin más retraso de nuestros cardenales, obispos y sacerdotes, así como la movilización de todos los Grupos y Asociaciones que se precien de ser católicos y temerosos de Dios, de las Asociaciones de Padres de Familia en México y en el Mundo, es imperante y urgente abolir la Ley del Aborto y toda ley abominable a los ojos de Dios, porque de nuestra tibieza penderán juicios personales y sociales ante Dios y Nuestro Señor Jesucristo, porque de no hacerlo, vendrán catástrofes y tormentos mucho más graves que lo que acontece con los terremotos!

Basta de desafíos a la Ley Divina, a los cardenales y obispos les recordamos que Francisco no es verdadero papa, es el segundo lobo rapaz que estaba profetizado, que disfrazado de oveja vendría a esquilmar al Rebaño.

Todo papa que dice una herejía, no es un legítimo papa, o si pertenece a una secta, así lo define con precisión el Código de Derecho Canónico y la Enseñanza de los Santos y verdaderos Papas.

Los Mensajes aludidos pueden verse en:
¡¡ EXTRA URGENTE !!
Mensaje a la Humanidad y a México
Mensaje de la Siempre Virgen María del Apocalipsis a la Humanidad y a México, a través de la Profeta Estigmatista “E”, en el Cenáculo de los Apóstoles de los Últimos Tiempos y del Ejército Mariano, el 27 de Septiembre del 2017 a las 14:31 horas.


jueves, 28 de septiembre de 2017

EL TIEMPO SE ACABÓ, HUMANIDAD INGRATA. AHORA SÍ VAN A SUFRIR...SÓLO LA ORACIÓN HECHA CON FE...

¡¡ EXTRA URGENTE !!
Mensaje a la Humanidad y a México
Mensaje de la Siempre Virgen María del Apocalipsis a la Humanidad y a México, a través de la Profeta Estigmatista “E”, en el Cenáculo de los Apóstoles de los Últimos Tiempos y del Ejército Mariano, el 27 de Septiembre del 2017 a las 14:31 horas.

Virgen del Apocalipsis (Ap. 12,1ss.)

·      ¡Humanidad ingrata, no hay más tiempo!
·      Muerte, ira, terror y sufrimiento para todo el Mundo habrá de ahora en adelante.
·      ¡México, “La Nueva Jerusalén”, será parteaguas para luz o para oscuridad!

¡Su Madre sufre mucho por todos Sus hijos, sobre todo por Sus bebés no nacidos a causa del aborto, de los asesinatos y de la naturaleza misma!

La Señora ha querido salvar a la mayoría de ustedes, pero ya no podrá contener por más tiempo la Ira del Creador; los hombres están lejos de su Padre Todopoderoso e incluso ya no tienen fe.




La humanidad está haciendo cosas contrarias a lo que el Señor pide; muerte, ira, terror y sufrimiento para todo el mundo habrá de ahora en adelante.



Terremoto en México ha dejado más de 200 fallecidos https://www.youtube.com/watch?v=-6-1nh8mbIM 


¡México, la Nueva Jerusalén, será parteaguas para luz, o para oscuridad!
Su Señor, Autor de la vida, ha recibido sólo en pago: “muerte de su propia creación.”

La Mujer vestida de Sol, sufre y llora por la muerte ocasionada por Sus propios hijos. Sufre, porque otra vez no escuchan los AVISOS que les da para ser salvos.

Lo que ahora ven y padecen, es sólo el principio de lo que vendrá:fenómenos naturales’ nunca antes vistos, buscados por los mismos hombres, es el pago de su libre albedrío mal usado.

¡HUMANIDAD NECIA QUE NO ABLANDA SU CORAZÓN, NI PIDE PERDÓN POR LAS OFENSAS A SU DIOS!

Su Madre, hasta ahora su Intercesora y Abogada, no quiere su perdición, no quiere más muerte…

¡Con un solo justo que haya en el mundo, aún puede haber salvación para la humanidad!

Los ‘demonios han sido soltados’ para llevar a cabo su trabajo de destrucción, perdición y condena de la creación divina… Mundo en total oscuridad: sólo la luz de la oración no podrá ser apagada por las tinieblas,lo último que queda es la oración sincera, que pocos hacen con el corazón y con fe.

Satanás se ha metido en la Iglesia descaradamente y a la vista de todo el mundo, disfrazado de luz, de amor y de humildad…  Muchos le siguen sin saber que caminan directo al Abismo de condena y sufrimiento eterno. 

Recuerden que la Luz verdadera es Jesucristo, Él vino al mundo a dar la vida por la humanidad, pero ahora padece una nueva flagelación dolorosa, de parte de muchos de sus obispos, sacerdotes y de su propia Iglesia, la cual ha puesto en el centro al ego personal y no al Hijo de Dios.

¡Humanidad ingrata, no hay más tiempo!

Aquellos que se creen poderosos, harán todo lo posible para hacer que los hombres “no vean las señales que aún se les manda del Cielo”.


ATENTOS Iglesia Remanente de Jesús.

¡YAHVÉ ES UN DIOS JUSTO Y MISERICORDIOSO!, así como hay demonios sueltos apoderándose del mundo, también han sido enviados desde el Cielo, Ángeles para cuidar a los justos, para que aquellos que aún temen al Señor y confían en ÉL, estén libres de los ataques del demonio,sólo estén pendientes para reconocerlos a ambos.

¡Todo pasa rápidamente; y las oportunidades de conversión espiritual se van, si no las aprovechan! Sufrimiento, angustia, soledad, persecución, miedo, es lo que le espera a la humanidad si no toman esta última oportunidad de conversión para sus almas, y volverse a su Padre, Creador de la vida”.

El Dios de Israel no destruye, la creación se destruye a sí misma, por ser infiel a la Voluntad Divina y dejarse guiar por su propia voluntad.

¡¡¡ARREPIÉNTANSE, CONVIERTAN SU ALMA, ABLANDEN SUS DUROS CORAZONES, PIDAN PERDÓN POR TANTA OFENSA A SU PADRE DIOS… DEJEN AL HOMBRE VIEJO Y REVÍSTANSE DE UNO NUEVO LLENO DEL AMOR DE SU CREADOR!!!

¡Pronto! El tiempo se termina, su Madre los ama, su Padre Celestial quiere su salvación, el Espíritu Santo les dará la guía y Jesús siempre los acompaña. AMÉN.

Blogs Recomendados por el MIDP:

https://vaticanoticias.blogspot.mx
https://antiiglesia.blogspot.mx
https://blogsywebscatolicos.blogspot.mx
Mensaje Certificado por el M.I.D.P., Núm. EUM/E/27/09/17.

domingo, 11 de junio de 2017

Enseñanzas de Dios Padre a Sus hijos, 1 a 24 parta los Últimos Tiempos

EVANGELIZACIÓN PARA LOS ÚLTIMOS TIEMPOS
Primer Compilación de las Enseñanzas de Dios Padre

Virgen del Apocalipsis (Ap.12,1ss)

EVANGELIZACIÓN PARA LOS ÚLTIMOS TIEMPOS
Primer Compilación de las Enseñanzas de Dios Padre



Las Enseñanzas de Dios Padre.
¿Por qué Dios Padre imparte estas Enseñanzas directamente a Sus hijos del Mundo entero en estos Últimos Tiempos?
La Evangelización que está concediendo directamente Dios Padre a Sus hijos de manera tan directa, sencilla, concreta e iluminadora a través del Cenáculo de los Apóstoles de los Últimos Tiempos, se debe a que Él quiere que todos Sus hijos se salven.

¿Cómo es la Evangelización nueva y eficaz del Padre Eterno?
         La Evangelización es tan sencilla, comprensible, concreta y rápida que nos la hace accesible a todos. Dios Padre nos va dando una serie de citas bíblicas formando así diversos Temas. Es realmente maravilloso, porque Él forma los temas tomando algunos versículos, de varios capítulos y de diversos Libros de la Biblia simultáneamente. Con esto, Dios Padre nos demuestra que Él es el Autor de esta Nueva Evangelización, nadie forma Temas Bíblicos de esta manera, “tan Única”, que están verdaderamente destinados a orientar nuestra forma de vida en estos tiempos; nos confirma que podemos confiar en la Fuente misma de esta brevísima y eficaz Evangelización, es Dios Padre sin duda la Fuente de la Sabiduría, y Él envió al Espíritu Santo siglos atrás para inspirar la escritura de los libros con que se inspiró y escribió Su Palabra.

Pero los tiempos están encima, y los sucesos profetizados por Jesús en Mateo 24 están ya aconteciendo. Y puede decirse que ya casi no hay tiempo para dedicarle espacios de lectura y meditación que merece la Sagrada Biblia, pero nuestro Padre y Creador quiere salvar al mayor número de almas y ha decidido poner a nuestro alcance, una serie de Temas que nos permitirán vivir y conducirnos moral y convenientemente en lo personal, con los demás y con Él mismo como es Su Voluntad.

¡Aprovechemos de manera inteligente esta maravillosa oportunidad que Él nos brinda, y hagamos las lecturas de éstos Temas, meditémoslos y hagámoslos vida para salvarnos y ayudar a las Divinas Personas y a la Santísima Virgen María, nuestra Madre, Reina y Maestra a salvar el mayor número de almas posible, el tiempo apremia, los sucesos profetizados en el Apocalipsis están sucediendo ya, comparte éstas Enseñanzas con todos los que puedas: familiares, amigos, compañeros de trabajo, conocidos y con todos los que Dios y la Virgen María del Apocalipsis pongan cada día en tu camino¡

¡Evangelizad a tiempo y a destiempo para vencer sobre los enemigos de Dios y de nuestras almas en estos tiempos de oscuridad!

¡Cómo hacer las Lecturas en las Casitas de Oración!
Las lecturas de las Enseñanzas se hacen de forma directa, frecuente y se convertirán para ti y para todos en una refrescante fuente de vida para nuestros corazones. Pueden hacerse los viernes por la noche en las ‘Casitas de Oración’. En estas reuniones pueden participar varias personas o familias. En el Blog se ofrecen las Orientaciones, Mensajes de la Virgen y de Dios Padre, así como importantes Oraciones de Sanación, Liberación y Protección; la Coronilla de la Misericordia; Oraciones de Reparación; Oraciones por los Niños y Jóvenes, además del Rosario Apocalíptico tan poderoso contra la acción de los demonios; incluye Noticias y sensacionales Vídeos, accesando al Blog:

En las reuniones puede elegirse un Coordinador(a), si él (ella) ve que alguien necesita una explicación más detallada sobre algún texto o alguna cita bíblica, de algo que no entiende, alguna palabra o concepto, el Coordinador podrá con todo comedimiento brindarle una breve explicación para despejar sus dudas. A su vez, ofrecemos nuestra asistencia en el correo electrónico a su disposición.

Nota.- Consultas y Asesoría a: ejercito.mariano.mundial@gmail.com 

TEMAS

Enseñanza Núm. 1:
·        “Caída del hombre; la estrategia de Satanás; y la Profecía de Yahvé-Dios de la Mujer que aplasta la cabeza de la serpiente”.
·        “La Palabra era y sigue siendo el Fin de todo lo creado”.
·        “La Justicia de Dios ha sido manifestada”.
Génesis 3, 1-24
La serpiente era el más astuto de todos los animales del campo que Yahvé Dios había hecho. Dijo a la mujer: «¿Es cierto que Dios les ha dicho: No coman de ninguno de los árboles del jardín?» La mujer respondió a la serpiente: «Podemos comer de los frutos de los árboles del jardín, pero no de ese árbol que está en medio del jardín, pues Dios nos ha dicho: No coman de él ni lo prueban siquiera, porque si lo hacen morirán.» La serpiente dijo a la mujer: «No es cierto que morirán. Es que Dios sabe muy bien que el día en que coman de él, se les abrirán a ustedes los ojos; entonces ustedes serán como dioses y conocerán lo que es bueno y lo que no lo es.» A la mujer le gustó ese árbol que atraía la vista y que era tan excelente para alcanzar el conocimiento. Tomó de su fruto y se lo comió y le dio también a su marido que andaba con ella, quien también lo comió. Entonces se les abrieron los ojos y ambos se dieron cuenta de que estaban desnudos. Cosieron, pues, unas hojas de higuera, y se hicieron unos taparrabos. Oyeron después la voz de Yahvé Dios que se paseaba por el jardín, a la hora de la brisa de la tarde. El hombre y su mujer se escondieron entre los árboles del jardín para que Yahvé Dios no los viera. Yahvé Dios llamó al hombre y le dijo: «¿Dónde estás?» Este contestó: «He oído tu voz en el jardín, y tuve miedo porque estoy desnudo; por eso me escondí.» Yahvé Dios replicó: «¿Quién te ha hecho ver que estabas desnudo? ¿Has comido acaso del árbol que te prohibí?» El hombre respondió: «La mujer que pusiste a mi lado me dio del árbol y comí.»

Yahvé dijo a la mujer: «¿Qué has hecho?» La mujer respondió: «La serpiente me engañó y he comido.» Entonces Yahvé Dios dijo a la serpiente: «Por haber hecho esto, maldita seas entre todas las bestias y entre todos los animales del campo. Te arrastrarás sobre tu vientre y comerás tierra por todos los días de tu vida. Haré que haya enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya. Ella te pisará la cabeza mientras tú herirás su talón.» A la mujer le dijo: «Multiplicaré tus sufrimientos en los embarazos y darás a luz a tus hijos con dolor. Siempre te hará falta un hombre, y él te dominará."

Al hombre le dijo: «Por haber escuchado a tu mujer y haber comido del árbol del que Yo te había prohibido comer, maldita sea la tierra por tu causa. Con fatiga sacarás de ella el alimento por todos los días de tu vida. Espinas y cardos te dará, mientras le pides las hortalizas que comes. Con el sudor de tu frente comerás tu pan hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste sacado. Sepas que eres polvo y al polvo volverás.» El hombre dio a su mujer el nombre de «Eva», por ser la madre de todo viviente. En seguida Yahvé Dios hizo para el hombre y su mujer unos vestidos de piel y con ellos los vistió. Entonces Yahvé Dios dijo: «Ahora el hombre es como uno de nosotros, pues se ha hecho juez de lo bueno y de lo malo. Que no vaya también a extender su mano y tomar del Árbol de la Vida, pues viviría para siempre.» Y así fue como Dios lo expulsó del jardín del Edén para que trabajara la tierra de la que había sido formado. Habiendo expulsado al hombre, puso querubines al oriente del jardín del Edén, y también un remolino que disparaba rayos, para guardar el camino hacia el Árbol de la Vida.

Evangelio según San Juan, 1, 1-14  “Desde el principio: Era la Palabra y sigue siéndolo”.

 

En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba ante Dios, y la Palabra era Dios. Ella estaba ante Dios en el principio. Por Ella se hizo todo, y nada llegó a ser sin Ella. Lo que fue hecho tenía vida en ella, y para los hombres la vida era luz. La luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la recibieron. Vino un hombre, enviado por Dios, que se llamaba Juan. Vino para dar testimonio, como testigo de la luz, para que todos creyeran por él. Aunque no fuera él la luz, le tocaba dar testimonio de la luz. Ella era la luz verdadera, la luz que ilumina a todo hombre, y llegaba al mundo. Ya estaba en el mundo, este mundo que se hizo por Ella, o por El, este mundo que no lo recibió. Vino a su propia casa, y los suyos no lo recibieron; pero a todos los que lo recibieron les dio capacidad para ser hijos de Dios. Al creer en su Nombre han nacido, no de sangre alguna ni por ley de la carne, ni por voluntad de hombre, sino que han nacido de Dios. Y la Palabra se hizo carne, puso su tienda entre nosotros, y hemos visto su Gloria: la Gloria que recibe del Padre el Hijo único, en él todo era don amoroso y verdad.

Romanos 3, 21-31  “La Justicia de Dios ha sido manifestada”.
Pero ahora, aparte de la Ley, la justicia de Dios ha sido manifestada, confirmada por la Ley y los Profetas. Esta justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo es para todos los que creen. Porque no hay distinción, por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios. Todos son justificados gratuitamente por Su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios exhibió públicamente como propiciación por Su sangre a través de la fe, como demostración de Su justicia, porque en Su tolerancia, Dios pasó por alto los pecados cometidos anteriormente, para demostrar en este tiempo Su justicia, a fin de que Él sea justo y sea el que justifica al que tiene fe en Jesús. ¿Dónde está, pues, la jactancia? Queda excluida. ¿Por cuál ley? ¿La de las obras? No, sino por la ley de la fe. Porque concluimos que el hombre es justificado por la fe aparte de las obras de la Ley. ¿O es Dios el Dios de los Judíos solamente? ¿No es también el Dios de los Gentiles? Sí, también de los Gentiles, porque en verdad Dios es uno, el cual justificará en virtud de la fe a los circuncisos y por medio de la fe a los incircuncisos. ¿Anulamos entonces la Ley por medio de la fe? ¡De ningún modo! Al contrario, confirmamos la Ley.

2ª. Pedro 1, 3-11  “Las Virtudes para alcanzar el conocimiento de Cristo”.

Su poder divino nos ha dado todo lo que necesitamos para la vida y la piedad, en primer lugar el conocimiento de Aquel que nos ha llamado por su propia gloria y fuerza. Por ellas nos ha concedido lo más grande y precioso que se pueda ofrecer: ustedes llegan a ser partícipes de la naturaleza divina, escapando de la corrupción que en este mundo va a la par con el deseo. Por eso, pongan el máximo empeño en incrementar su fe con la firmeza, la firmeza con el conocimiento, el conocimiento con el dominio de los instintos, el dominio de los instintos con la constancia, la constancia con la piedad, la piedad con el amor fraterno y el amor fraterno con la caridad. Pues si tienen todas estas virtudes en forma eminente, no serán inútiles ni estériles, sino que más bien alcanzarán el conocimiento de Cristo Jesús, nuestro Señor. En cambio, quien no tiene todo esto es ciego y corto de vista, y se ha olvidado de que fue purificado de sus pecados pasados. Por lo tanto, hermanos, esfuércense por confirmar el llamado de Dios que los ha elegido. Si obran así, no decaerán, y se les facilitará generosamente la entrada al reino eterno de nuestro Señor y Salvador, Cristo Jesús.

Enseñanza Núm. 2  “La Grandeza de Dios, Su Alianza y Amor por Sus hijos”.
23 de Abril del 2016.                

Yahvé, el Dios de los dioses, ha hablado:
Desde donde sale el sol hasta el ocaso, ha convocado a la tierra.
Desde Sión, la muy hermosa, Dios refulge: ¡Ahí viene nuestro Dios, que no se calla!
Un fuego, delante de Él, lo abraza todo, y a su alrededor ruge la tormenta.
De lo alto convoca a los cielos y a la tierra para juzgar a su pueblo:
“Reúnan a Mis fieles ante Mí, que con un sacrificio sellaron Mi Alianza.”
Serán los cielos los que anuncien la sentencia, porque el juez es Dios mismo… (Salmo 50: 1-6)

Bendice al Señor, alma mía, alabe todo mi ser su Santo Nombre.
Bendice alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios.
Él perdona todas tus ofensas y te cura de todas tus dolencias.
Él rescata tu vida de la tumba, te corona de amor y de ternura.
Él colma de dicha tu existencia y como el águila se renueva tu juventud.
El Señor obra en justicia y a los oprimidos les da lo que es debido.
Reveló sus caminos a Moisés y a los hijos de Israel sus proezas.
El Señor es ternura y compasión, lento a la cólera y lleno de amor;
Si se querella, no es para siempre, si guarda rencor, es sólo por un rato.
No nos trata según nuestros pecados, ni nos paga según nuestras ofensas.
Cuanto se alcanza los cielos sobre la tierra, tan alto es Su Amor con los que le temen.
Como el oriente está lejos del occidente, así aleja de nosotros las culpas.
Como la ternura de un padre con sus hijos es la ternura del Señor con los que le temen… (Salmo 103,1-13)

Busquen a Yahvé ahora que lo pueden encontrar, Llámenlo ahora que está cerca. Que el malvado deje sus caminos, y el criminal sus proyectos; vuélvanse aYahvé, que tendrá piedad de ellos, a nuestro Dios, que está siempre dispuesto a perdonar… (Isaías 55,6-7)

Teniendo, pues, tales promesas, queridos míos, purifiquémonos de toda mancha del cuerpo y del espíritu, haciendo realidad la obra de nuestra santificación en el temor de Dios. (2° Corintios 7,1)

Enseñanza Núm. 3  “Virtudes”.
30 de Abril del 2016. 

Jesús los llamó y les dijo: «Ustedes saben que los gobernantes de las naciones actúan como dictadores y los que ocupan cargos abusan de su autoridad. Pero no será así entre ustedes. Al contrario, el de ustedes que quiera ser grande, que se haga el servidor de ustedes, y si alguno de ustedes quiere ser el primero entre ustedes, que se haga el esclavo de todos; hagan como el Hijo del Hombre, que no vino a ser servido, sino a servir y dar su vida como rescate por una muchedumbre.» (Mateo 20:25-28)

Cuando ustedes recen, no imiten a los que dan espectáculo; les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que la gente los vea. Yo se lo digo: ellos han recibido ya su premio.
Pero tú, cuando reces, entra en tu pieza, cierra la puerta y ora a tu Padre que está allí, a solas contigo. Y tu Padre, que ve en lo secreto, te premiará. (Mateo 6:6-7)

Queridos Míos, amémonos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama no ha conocido a Dios, pues Dios es amor. Miren cómo se manifestó el amor de Dios entre nosotros: Dios envió a su Hijo único a este mundo para que tengamos vida por medio de él. (1° Juan 4:7-9)

El odio suscita las peleas, el amor perdona cualquier falta. (Proverbios 10:12)  
Una respuesta amable calma la furia, una palabra hiriente hace que aumente la cólera (Proverbios 15:1)

Enseñanza Núm. 4  “Las Pruebas y las Promesas de Jesús para los que siguen Su Camino”.
7 de Mayo del 2016 

Un día se verá el trabajo de cada uno. Se hará público en el día del juicio, cuando todo sea probado por el fuego. El fuego, pues, probará la obra de cada uno. Si lo que has construido resiste al fuego, serás premiado. Pero si la obra se convierte en cenizas, el obrero tendrá que pagar. Se salvará, pero no sin pasar por el fuego. (1° Corintios 3:13-15)

Por gracia de Dios ustedes están en Cristo Jesús. Él ha pasado a ser sabiduría nuestra venida de Dios, y nuestro mérito y santidad, y el precio de nuestra libertad. Así está escrito: El que se gloríe, que se gloríe en el Señor. (1° Corintios 1:30-31)

«Felices ustedes los pobres, porque de ustedes es el Reino de Dios. Felices ustedes, los que ahora tienen hambre, porque serán saciados. Felices ustedes, los que lloran, porque reirán. Felices ustedes, si los hombres los odian, los expulsan, los insultan y los consideran unos delincuentes a causa del Hijo del Hombre»(Lucas 6:21-22)

Teniendo, pues, tales promesas, queridos míos, purifiquémonos de toda mancha del cuerpo y del espíritu, haciendo realidad la obra de nuestra santificación en el temor de Dios. (2° Corintios 7:1)

Enseñanza Núm. 5  “Las conductas que condenan y las que nos salvan”.
14 de Mayo del 2016 

Es fácil reconocer lo que proviene de la carne: libertad sexual, impurezas y desvergüenzas; culto de los ídolos y magia; odios, ira y violencias; celos, furores, ambiciones, divisiones, sectarismo y envidias; borracheras, orgías y cosas semejantes. Les he dicho, y se lo repito: los que hacen tales cosas no heredarán el Reino de Dios.

En cambio, el fruto del Espíritu es caridad, alegría, paz, comprensión de los demás, generosidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio de sí mismo. Estas son cosas que no condena ninguna Ley.
Los que pertenecen a Cristo Jesús han crucificado la carne con sus impulsos y deseos; si ahora vivimos según el espíritu, dejémonos guiar por el Espíritu; depongamos toda vanagloria, dejemos de querer ser más que los demás y de ser celosos. (Gálatas 5:19-26)

Así, pues, hagamos el bien sin desanimarnos, que a su debido tiempo cosecharemos si somos constantes. Por consiguiente, mientras tengamos oportunidad, hagamos el bien a todos y especialmente a los de casa, que son nuestros hermanos en la fe. (Gálatas 6:9-10)

¿Puedo pedirles algo en nombre de Cristo, hablarles del amor? ¿Han recibido el Espíritu y son capaces de compasión y ternura? Entonces denme esta alegría: pónganse de acuerdo, estén unidos en el amor, con una misma alma y un mismo proyecto. No hagan nada por rivalidad o vanagloria. Que cada uno tenga la humildad de creer que los otros son mejores que él mismo. (Filipenses 2:1-3)

Para Dios, nada es imposible.» Dijo María: «Yo soy la servidora del Señor, hágase en mí tal como has dicho.» Después la dejó el ángel. (Lucas 1:37-38)

Enseñanza Núm. 6  “Con la vara que midan serán medidos. Los frutos del Espíritu en los Últimos Tiempos”.
21 de Mayo del 2016
 
Amen a sus enemigos, hagan el bien y presten sin esperar nada a cambio. Entonces la recompensa de ustedes será grande, y serán hijos del Altísimo, que es bueno con los ingratos y los pecadores. Sean compasivos como es compasivo el Padre de ustedes. No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados. Den, y se les dará; se les echará en su delantal una medida colmada, apretada y rebosante. Porque con la medida que ustedes midan, serán medidos ustedes. (Lucas 6:35-38)

Miren que los envío como ovejas en medio de lobos: sean, pues, precavidos como la serpiente, pero sencillos como la paloma. (Mateo 10:16)

Comprendan en qué tiempo estamos, y que ya es hora de despertar. Nuestra salvación está ahora más cerca que cuando llegamos a la fe. La noche va muy avanzada y está cerca el día: dejemos, pues, las obras propias de la oscuridad y revistámonos de una coraza de luz.

Comportémonos con decencia, como se hace de día: nada de banquetes y borracheras, nada de prostitución y vicios, nada de pleitos y envidias. (Romanos 13:11-13)

Escuchen lo que sucederá en los últimos días, dice Dios: derramaré mi Espíritu sobre cualesquiera que sean los mortales. Sus hijos e hijas profetizarán, los jóvenes tendrán visiones y los ancianos tendrán sueños proféticos. En aquellos días derramaré mi Espíritu sobre mis siervos y mis siervas y ellos profetizarán. Haré prodigios arriba en el cielo y señales milagrosas abajo en la tierra. El sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre antes de que llegue el Día grande del Señor. Y todo el que invoque el Nombre del Señor se salvará. (Hechos 2:17-21)

Enseñanza Núm. 7  “Inicio de la Gran Batalla”.
28 de Mayo del 2016 

Si de verdad somos del linaje de Dios, no debemos pensar que la divinidad se parezca a las creaciones del arte y de la fantasía humanas, ya sean de oro, plata o piedra. Ahora precisamente, Dios quiere superar esos tiempos de ignorancia, y pide a todos los hombres de todo el mundo un cambio total. Tiene ya fijado un día en que juzgará a todo el mundo con justicia, valiéndose de un hombre que ha designado, y al que todos pueden creer, pues él lo ha resucitado de entre los muertos. (Hechos 17:29-31) 

Una noche el Señor le dijo a Pablo en una visión: «No tengas miedo, sigue hablando y no calles, pues en esta ciudad me he reservado un pueblo numeroso. Yo estoy contigo y nadie podrá hacerte daño.» (Hechos 17:29-31)

Cuando vayas a la guerra contra tus enemigos y veas caballos, carros y un ejército más numeroso que el tuyo, no les tengas miedo, porque está contigo Yahvé, tu Dios, aquel que te sacó de Egipto. Cuando se acerque la hora del combate, se adelantará el sacerdote y dirigirá estas palabras al pueblo: «Escucha, Israel, estás para enfrentar a tus enemigos; que no desmaye tu corazón, no tengas miedo ni te turbes, ni tiembles delante de ellos, porque Yahvé, tu Dios, está contigo. Él peleará en favor tuyo contra tus enemigos y te salvará.» (Deuteronomio 20:1-4)

Ahora bien, si tú obedeces de verdad la voz de Yahvé, tu Dios, practicando y guardando todos los mandamientos que te prescribo hoy, Yahvé, tu Dios, te levantará por encima de todas las naciones de la tierra. Entonces vendrán sobre ti y te alcanzarán todas las bendiciones siguientes, por haber obedecido a la voz de Yahvé, tu Dios: Bendito serás en la ciudad y en el campo. Bendito será el fruto de tus entrañas y el fruto de tu tierra, las crías de tus burras, el parto de tus vacas y ovejas. Benditos tu canasta de frutos y tu reserva de pan. Bendito serás cuando salgas y bendito también cuando vuelvas. Yahvé hará huir ante ti a los enemigos que te ataquen; por un camino saldrán a tu encuentro y por siete huirán de ti. Yahvé ordenará a la bendición que esté contigo en tus graneros y en tus empresas para que seas bendecido en la tierra que Yahvé, tu Dios, te da. (Deuteronomio 28:1-8)

Haré que haya enemistad entre ti y la Mujer, entre tu descendencia y la suya. Ella te pisará la cabeza mientras tú herirás su talón.» (Génesis 3:15) Se ha marcado el inicio de la gran batalla.

Por lo demás, fortalézcanse en el Señor con su energía y su fuerza. Lleven con ustedes todas las armas de Dios, para que puedan resistir las maniobras del diablo. Pues no nos estamos enfrentando a fuerzas humanas, sino a los poderes y autoridades que dirigen este mundo y sus fuerzas oscuras, los espíritus y fuerzas malas del mundo de arriba. Por eso pónganse la armadura de Dios, para que en el día malo puedan resistir y mantenerse en la fila valiéndose de todas sus armas. Tomen la verdad como cinturón, la justicia como coraza; tengan buen calzado, estando listos para propagar el Evangelio de la paz. Tengan siempre en la mano el escudo de la fe, y así podrán atajar las flechas incendiarias del demonio. Por último, usen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, o sea, la Palabra de Dios. (Efesios 6:10-17)

No temas, pues yo estoy contigo; no mires con desconfianza, pues yo soy tu Dios; yo te he dado fuerzas, he sido tu auxilio, y con mi diestra victoriosa te he sostenido. (Isaías 41:10)

Pues bien, hijos míos, óiganme. ¡Felices los que siguen mis caminos! ¡Acepten mi enseñanza y sean sabios, no la menosprecien! Feliz el que me escucha, que aguarda cada día junto a mi puerta y permanece a la espera, en el umbral. Porque el que me encuentra ha encontrado la vida, sobre él vendrán los favores de Yahvé. (Proverbios 8:32-35)

Enseñanza Núm. 8  “La Palabra nos guía en todo momento; y cómo pasar las Pruebas”.
4 de Junio del 2016
 
Toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar, rebatir, corregir y guiar en el bien. Así el hombre de Dios se hace un experto y queda preparado para todo trabajo bueno. (2° Timoteo 3:16-17)

Yahvé es bueno; para los que en él confían, es un refugio en el día de la angustia. Conoce a los que en él confían, y los salva de las aguas embravecidas. (Nahúm 1:7)

Nos sobrevienen pruebas de toda clase, pero no nos desanimamos; estamos entre problemas, pero no desesperados, somos perseguidos, pero no eliminados; derribados, pero no fuera de combate. (2° Corintios 4:8-9)

El Señor lo hará todo por mí, Señor, tu amor perdura para siempre, no abandones la obra de tus manos. (Salmo 138:8)

También sabemos que Dios dispone todas las cosas para bien de los que lo aman, a quienes Él ha escogido y llamado. A los que de antemano conoció, también los predestinó a ser como su Hijo y semejantes a él, a fin de que sea el primogénito en medio de numerosos hermanos. Así, pues, a los que él eligió, los llamó; a los que llamó, los hizo justos y santos; a los que hizo justos y santos, les da la Gloria. ¿Qué más podemos decir? Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros? (Romanos 8:28-31)

El Señor es tu guardián y tu sombra, el Señor está a tu diestra. Durante el día el sol no te maltratará, ni la luna de noche. Te preserva el Señor de todo mal, él guarda tu alma. Él te guarda al salir y al regresar, ahora y para siempre. (Salmo 121:5-8)

Enseñanza Núm. 9  “Los Dones y Carismas; y El Llamado”.
11 de Junio del 2016 

Ustedes no me eligieron a Mí; he sido Yo quien los eligió a ustedes y los preparé para que vayan y den fruto, y ese fruto permanezca. Así es como el Padre les concederá todo lo que le pidan en mi Nombre. (Juan 15:16)

Se les pidió despojarse del hombre viejo al que sus pasiones van destruyendo, pues así fue su conducta anterior, y renovarse por el espíritu desde dentro. Revístanse, pues, del hombre nuevo, el hombre según Dios que él crea en la verdadera justicia y santidad. Por eso, no más mentiras; que todos digan la verdad a su prójimo, ya que todos somos parte del mismo cuerpo. (Efesios 4:22-25)

Arranquen de raíz de entre ustedes disgustos, arrebatos, enojos, gritos, ofensas y toda clase de maldad. Más bien sean buenos y comprensivos unos con otros, perdonándose mutuamente, como Dios los perdonó en Cristo. (Efesios 4:31-32)

Hermanos, no sean niños en su modo de pensar. Sean como niños en el camino del mal, pero adultos en su modo de pensar. (1° Corintios 14:20)

No bastará con decirme: ¡Señor!, ¡Señor!, para entrar en el Reino de los Cielos; más bien entrará el que hace la voluntad de mi Padre del Cielo. Aquel día muchos me dirán: ¡Señor, Señor! Hemos hablado en tu nombre, y en tu nombre hemos expulsado demonios y realizado muchos milagros. Entonces yo les diré claramente: Nunca les conocí. ¡Aléjense de mí, ustedes que hacen el mal! (Mateo 7:21-23)

Aunque hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si me falta el amor sería como bronce que resuena o campana que retiñe. Aunque tuviera el don de profecía y descubriera todos los misterios, el saber más elevado-, aunque tuviera tanta fe como para trasladar montes, si me falta el amor nada soy. Aunque repartiera todo lo que poseo e incluso sacrificara mi cuerpo, pero para recibir alabanzas y sin tener el amor, de nada me sirve. El amor es paciente y muestra comprensión. El amor no tiene celos, no aparenta ni se infla. No actúa con bajeza ni busca su propio interés, no se deja llevar por la ira y olvida lo malo. No se alegra de lo injusto, sino que se goza en la verdad. Perdura a pesar de todo, lo cree todo, lo espera todo y lo soporta todo. El amor nunca pasará. Las profecías perderán su razón de ser, callarán las lenguas y ya no servirá el saber más elevado. Porque este saber queda muy imperfecto, y nuestras profecías también son algo muy limitado; y cuando llegue lo perfecto, lo que es limitado desaparecerá. Cuando era niño, hablaba como niño, pensaba y razonaba como niño. Pero cuando me hice hombre, dejé de lado las cosas de niño. Así también en el momento presente vemos las cosas como en un mal espejo y hay que adivinarlas, pero entonces las veremos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré como soy conocido. Ahora, pues, son válidas la fe, la esperanza y el amor; las tres, pero la mayor de estas tres es el amor. (1° Corintios 13:1-13)

Sométanse, pues, a Dios; resistan al diablo y huirá de ustedes; acérquense a Dios y él se acercará a ustedes. Purifíquense las manos, pecadores; santifiquen sus corazones, indecisos. (Santiago 4: 7-8)

En cuanto a ti, hijo, que tu fuerza sea la gracia que tienes en Cristo Jesús. Cuanto has aprendido de mí, confirmado por numerosos testigos, confíalo a personas que merezcan confianza y que puedan instruir después a otros. Soporta las dificultades como un buen soldado de Cristo Jesús. (2° Timoteo 2: 1-3)

Pónganse, pues, el vestido que conviene a los elegidos de Dios, sus santos muy queridos: la compasión tierna, la bondad, la humildad, la mansedumbre, la paciencia. Sopórtense y perdónense unos a otros si uno tiene motivo de queja contra otro. Como el Señor los perdonó, a su vez hagan ustedes lo mismo. (Colosenses 3:12-13)

Si han aceptado la fe, no se dejen arrastrar ya por sus pasiones como lo hacían antes, cuando no sabían. Si es santo el que los llamó, también ustedes han de ser santos en toda su conducta, según dice la Escritura: Serán santos, porque yo soy santo. (1° Pedro 1:14-16)

Enseñanza Núm. 10  “Dios corrige al que ama”.
19 de Junio del 2016 

Ustedes se enfrentan con el mal, pero todavía no han tenido que resistir hasta la sangre. Tal vez hayan olvidado la palabra de consuelo que la sabiduría les dirige como a hijos: Hijo, no te pongas triste porque el Señor te corrige, no te desanimes cuando te reprenda; pues el Señor corrige al que ama y castiga al que recibe como hijo. Ustedes sufren, pero es para su bien, y Dios los trata como a hijos: ¿a qué hijo no lo corrige su padre? (Hebreos 12:4-7)

Miren cuántas partes tiene nuestro cuerpo, y es uno, aunque las varias partes no desempeñan la misma función. Así también nosotros formamos un solo cuerpo en Cristo. Dependemos unos de otros y tenemos capacidades diferentes según el don que hemos recibido. Si eres profeta, transmite las luces que te son entregadas; si eres diácono, cumple tu misión; si eres maestro, enseña. Si eres predicador, sé capaz de animar a los demás; si te corresponde la asistencia, da con la mano abierta; si eres dirigente, actúa con dedicación; si ayudas a los que sufren, muéstrate sonriente. (Romanos 12:4-8)

¡Que no te falten ni la bondad ni la fidelidad! Átalas a tu cuello, inscríbelas en las tablillas de tu corazón; así conseguirás benevolencia y estima tanto de Dios como de los hombres. Confía en el Señor con todo el corazón, y no te fíes de tu propia sabiduría. En cualquiera cosa que hagas, tenlo presente: él aplanará tus caminos. (Proverbios 3:3-6)

Lo que les mandé, más bien, fue esto: «Escuchen Mi voz, y Yo seré su Dios y ustedes serán Mi pueblo. Caminen por el camino que les indiqué para que siempre les vaya bien.» (Jeremías 7:23)

Tu ojo es la lámpara de tu cuerpo. Si tu ojo recibe la luz, toda tu persona tendrá luz; pero si tu ojo está oscurecido, toda tu persona estará en oscuridad. Procura, pues, que la luz que hay dentro de ti no se vuelva oscuridad. Si toda tu persona se abre a la luz y no queda en ella ninguna parte oscura, llegará a ser radiante como bajo los destellos de la lámpara.» (Lucas 11:34)

Procuren estar en paz con todos y progresen en la santidad, pues sin ella nadie verá al Señor. Cuídense, no sea que alguno de ustedes pierda la gracia de Dios y alguna raíz amarga produzca brotes, perjudicando a muchos. (Hebreos 12:14-15)

Lleven una vida ejemplar en medio de los que no conocen a Dios; de este modo, esos mismos que los calumnian y los tratan de malhechores, notarán sus buenas obras y darán gloria a Dios el día en que los visite. (1° Pedro 2.12)

Y así como la desobediencia de uno solo hizo pecadores a muchos, así también por la obediencia de uno solo una multitud accede a la verdadera rectitud. (Romanos 5:19)

Estén alerta, manténganse firmes en la fe, sean hombres, sean fuertes. Háganlo todo con amor. (1° Corintios 16:13-14)

Enseñanza Núm. 11  “El Evangelio manifiesta cómo Dios nos hace justos”.
25 de Junio del 2016 

¡Hijo mío, pon atención a mis palabras, oye bien mis discursos! Tenlas presentes en el espíritu, guárdalas en lo más profundo de tu corazón. Porque son vida para el que las acoge, son un remedio para el cuerpo. (Proverbios 4:20-22)

Es el tiempo de la fe, no de la visión. (2° Corintios 5:7)

La fe es como aferrarse a lo que se espera, es la certeza de cosas que no se pueden ver. (Hebreos 11:1)
Todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo, y la victoria en que el mundo ha sido vencido es nuestra fe. ¿Quién ha vencido al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? (1°Juan 5:4-5)
El Evangelio manifiesta cómo Dios nos hace justos, es decir, nos reforma por medio de la fe y para la vida de fe, como dice la Escritura: El que es justo por la fe vivirá. (Romanos 1:17)

Ustedes han sido salvados por la fe, y lo han sido por gracia. Esto no vino de ustedes, sino que es un don de Dios; tampoco lo merecieron por sus obras, de manera que nadie tiene por qué sentirse orgulloso. Lo que somos es obra de Dios: hemos sido creados en Cristo Jesús con miras a las buenas obras que Dios dispuso de antemano para que nos ocupáramos en ellas. (Efesios 2:8-10)

Pero sin la fe es imposible agradarle, pues nadie se acerca a Dios si antes no cree que existe y que recompensa a los que lo buscan. (Hebreos 11:6)

Hermanos, si uno dice que tiene fe, pero no viene con obras, ¿de qué le sirve? ¿Acaso lo salvará esa fe? (Santiago 2:14)

Porque así como un cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe que no produce obras está muerta. (Santiago 2:26)

Los apóstoles dijeron al Señor: «Auméntanos la fe.» El Señor respondió: «Si ustedes tienen un poco de fe, no más grande que un granito de mostaza, dirán a ese árbol: Arráncate y plántate en el mar, y el árbol les obedecerá. (Lucas 17:5-6)

Jesús les declaró: «En verdad les digo: si tienen tanta fe como para no vacilar, ustedes harán mucho más que secar una higuera. Ustedes dirán a ese cerro: ¡Quítate de ahí y échate al mar!, y así sucederá. Todo lo que pidan en la oración, con tal de que crean, lo recibirán.» (Mateo 21:21-22)

Hermanos, considérense afortunados cuando les toca soportar toda clase de pruebas. Esta puesta a prueba de la fe desarrolla la capacidad de soportar, y la capacidad de soportar debe llegar a ser perfecta, si queremos ser perfectos, completos, sin que nos falte nada. (Santiago 1:2-4)

La fe del corazón te procura la verdadera rectitud, y tu boca, que lo proclama, te consigue la salvación. La Escritura ya lo dijo: El que cree en él no quedará defraudado. (Romanos 10:10-11)

Es necesario que sean constantes en hacer la voluntad de Dios, para que consigan su promesa. Acuérdense: dentro de poco, muy poquito tiempo, el que ha de venir llegará; no tardará. Mi justo, si cree, vivirá; pero si desconfía, ya no lo miraré con amor. Nosotros no somos de los que se retiran y pierden, sino que somos hombres de fe que salvan sus almas. (Hebreos 10:36-39)

Que el Dios de toda esperanza los colme de gozo y paz en el camino de la fe y haga crecer en ustedes la esperanza por el poder del Espíritu Santo. (Romanos 15:13)

Enseñanza Núm. 12  “Las Promesas de Dios Padre a Sus hijos”.

“Acoge mis palabras, hijo mío, guarda mi enseñanza, que tu oído se abra a la sabiduría, que tu corazón se doblegue a la verdad, apela a la inteligencia y déjate guiar por la razón; busca la sabiduría como el dinero, como un tesoro escondido: entonces penetrarás en el temor de Yahvé y hallarás el conocimiento de Dios. (Proverbios 2:1-5)

¿Acaso no lo sabes, o no lo has oído? Yahvé es un Dios eterno que ha creado hasta los extremos del mundo. No se cansa ni se fatiga y su inteligencia no tiene límites. El da la fuerza al que está cansado y robustece al que está débil. Mientras los jóvenes se cansan y se fatigan y hasta pueden llegar a caerse, los que en Él confían recuperan fuerzas, y les crecen alas como de águilas. Correrán sin fatigarse y andarán sin cansarse.» (Isaías 40: 28-31)

Tema.- Conozcan las Promesas de su Padre Dios

NUNCA FALLAR. Estando yo a punto de irme por el camino de toda criatura, les declaro: Reconozcan en su alma y conciencia que todas las promesas de Yahvé, nuestro Dios, se cumplieron; ni una ha quedado sin efecto; ni una ha fallado. (Josué 23:14)

NO ROMPER SUS PROMESAS. No romperé mi alianza ni cambiaré lo que salió de mis labios. (Salmo 89:35)

SIEMPRE PERDONAR. Pero si confesamos nuestros pecados, él, que es fiel y justo, nos perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad. (1 Juan 1:9)

DAR VIDA ETERNA. Esta es la promesa que él mismo prometió, y que es la vida eterna. (1 Juan 2:25)

QUITAR EL TEMOR. Busqué al Señor y me dio una respuesta y me libró de todos mis temores. (Salmo 34:5)

CUBRIR NECESIDADES. Mi Dios, a su vez, proveerá a todas sus necesidades, según su inmensa riqueza en Cristo Jesús. (Filipenses 4:19)

DAR FORTALEZA. De hecho, ustedes todavía no han sufrido más que pruebas muy ordinarias. Pero Dios es fiel y no permitirá que sean tentados por encima de sus fuerzas. En el momento de la tentación les dará fuerza para superarla. (1 Corintios 10:13)

DAR PAZ. Porque yo sé muy bien lo que haré por ustedes; les quiero dar paz y no desgracia y un porvenir lleno de esperanza -palabra de Yahvé-. (Jeremías 29:11)

DAR ESPÍRITU SANTO. Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre del Cielo dará Espíritu Santo a los que se lo pidan!» (Lucas 11:13)

DAR SABIDURÍA. Si alguno de ustedes ve que le falta sabiduría, que se la pida a Dios, pues da con agrado a todos sin hacerse rogar. Él se la dará. (Santiago 1:5)

AYUDAR CON LAS CARGAS. Vengan a mí los que van cansados, llevando pesadas cargas, y yo los aliviaré. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, que soy paciente y humilde de corazón, y sus almas encontrarán descanso. Pues mi yugo es suave y mi carga liviana. (Mateo 11:28-30)

CAMBIAR CORAZONES. Les daré un corazón nuevo y pondré dentro de ustedes un espíritu nuevo. Quitaré de su carne ese corazón de piedra y les daré un corazón de carne. Pondré dentro de ustedes mi Espíritu y haré que caminen según mis mandamientos, que observen mis leyes y que las pongan en práctica. (Ezequiel 36:26-27)

NADA APARTARNOS DE ÉL. ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Acaso las pruebas, la aflicción, la persecución, el hambre, la falta de todo, los peligros o la espada? Como dice la Escritura: Por tu causa nos arrastran continuamente a la muerte, nos tratan como ovejas destinadas al matadero. Pero no; en todo eso saldremos triunfadores gracias a Aquel que nos amó. Yo sé que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni las fuerzas del universo, ni el presente ni el futuro, ni las fuerzas espirituales, ya sean del cielo o de los abismos, ni ninguna otra criatura podrán apartarnos del amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús, nuestro Señor. (Romanos 8:35-39)

No duden nunca de Yahvé, pues Yahvé es la Roca para siempre. (Isaías 26:4)

Pero el que me escucha dormirá en paz, no tendrá que temer la desgracia. (Proverbios 1:33)

Jesús respondió: «Lo que es imposible para los hombres es posible para Dios.» (Lucas 18:27)

Leerás continuamente el libro de esta Ley y lo meditarás para actuar en todo según lo que dice. Así se cumplirán tus planes y tendrás éxito en todo. Yo soy quien te manda; esfuérzate, pues, y sé valiente. No temas ni te asustes, porque contigo está Yahvé, tu Dios, a donde quiera que vayas.» (Josué 1:8-9)

Enseñanza Núm. 13  “La Sabiduría”.
8 de Julio, 2016

Hijos míos, escuchen la enseñanza de un padre, estén atentos para conocer la verdad. Les doy un saber bueno, no rechacen mi enseñanza. (Proverbios 4:1-2)

¿Así que eres sabio y entendido? Si tu sabiduría es modesta, veremos sus frutos en tu conducta noble. (Santiago 3:13)

Que nadie se engañe. Si uno es sabio según el mundo y pasa por tal entre ustedes, que se haga tonto y llegará a ser sabio. Porque la sabiduría de este mundo es tontería a los ojos de Dios. Ya lo dijo la Escritura: Dios atrapa a los sabios en su propia sabiduría. Y también: El Señor conoce los argumentos de los sabios y sabe que no valen nada. (1 Corintios 3:18-20)

Un hijo sabio atiende los consejos de su padre, el burlón no toma en cuenta los reproches. (Proverbios 3:1)

El que guarda los mandamientos no se meterá en situaciones difíciles. El sabio sabe cuál es la hora y cuáles son los criterios. Pues hay para cada cosa un tiempo y un criterio. (Eclesiastés 8:5-6)

Porque Yahvé da la sabiduría, de su boca salen el saber y la verdad. El viene en ayuda de los hombres rectos, es un escudo para los que siguen siendo honrados. Está alerta a lo largo del buen camino para proteger el caminar de sus fieles. Entonces comprenderás lo que es justo y honrado, lo que es recto y conduce a la felicidad. (Proverbios 2:6-10)

Pues sus proyectos no son los míos, y mis caminos no son los mismos de ustedes, dice Yahvé. (Isaías 55:8)

El que desprecia la corrección se perjudica a sí mismo, el que escucha los consejos forma su conciencia. El temor de Yahvé es la escuela de la sabiduría; antes de la gloria es necesaria la humildad. (Proverbios 15:32-33)

En cambio la sabiduría que viene de arriba es, ante todo, recta y pacífica, capaz de comprender a los demás y de aceptarlos; está llena de indulgencia y produce buenas obras, (Santiago 3:17)

Todo esto lo ha aprendido de Yahvé de los Ejércitos, que es muy bueno para dar consejos y que hace cosas extraordinarias. (Isaías 28:29)

Examinen, pues, con mucho esmero su conducta. No anden como tontos, sino como hombres responsables. Aprovechen el momento presente, porque estos tiempos son malos. (Efesios 5:15-16)

Pórtense con prudencia con los de afuera y aprovechen todas las oportunidades. Que su conversación sea agradable y no le falte su granito de sal. Sepan contestar a cada uno lo que corresponde. (Colosenses 4:5-6)

Si uno escucha estas palabras mías y las pone en práctica, dirán de él: aquí tienen al hombre sabio y prudente, que edificó su casa sobre roca. (Mateo 7:24)

Enséñanos lo que valen nuestros días, para que adquiramos un corazón sensato. (Salmo 90:12)

Dios de mis padres, te doy gracias y te alabo, porque me has concedido el saber y la inteligencia, y ahora me has manifestado lo que te habíamos pedido, y nos has dado a conocer el asunto del rey. (Daniel 2:23)

Enseñanza Núm. 14 
“El Miedo”. 
15 de Julio del 2016

No teman a los que sólo pueden matar el cuerpo, pero no el alma; teman más bien al que puede destruir alma y cuerpo en el infierno. ¿Acaso un par de pajaritos no se venden por unos centavos? Pero ni uno de ellos cae en tierra sin que lo permita vuestro Padre. En cuanto a ustedes, hasta sus cabellos están todos contados. ¿No valen ustedes más que muchos pajaritos? Por lo tanto no tengan miedo. (Mateo 10:28-31)

Entonces no vuelvan al miedo; ustedes no recibieron un espíritu de esclavos, sino el espíritu propio de los hijos, que nos permite gritar: ¡Abba!, o sea: ¡Papá! El Espíritu asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. (Romanos 8:15-16)

Y nosotros hemos de responder confiados: El Señor es mi socorro, no temeré. ¿Qué pueden hacerme los hombres? (Hebreos 13:6)

Y ¿quién podrá hacerles daño si se esfuerzan en hacer el bien? Felices ustedes si incluso tienen que sufrir por haber actuado bien. No compartan sus temores ni se asusten, sino bendigan en sus corazones al Señor, a Cristo; estén siempre dispuestos para dar una respuesta a quien les pida cuenta de su esperanza, (1 Pedro 3:13-15)

¿Quién de ustedes, por más que se preocupe, puede añadir algo a su estatura? Si ustedes no tienen poder sobre cosas tan pequeñas, ¿cómo van a preocuparse por las demás? (Lucas 12:25-26)

¡Vean cómo es él, el Dios que me salva! En él confío y no tengo más miedo, pues Yahvé es mi fuerza y mi canción, él ha sido mi salvación. (Isaías 12:2)

David dijo además a su hijo Salomón: «¡Sé fuerte y ten buen ánimo; y manos a la obra! No temas ni desmayes, porque Yahvé, Dios, el Dios mío, está contigo, no te dejará ni te desamparará, hasta que acabes toda la obra para el servicio de la Casa de Yahvé. (1 Crónicas 28:20)

Sean valientes y firmes, no teman ni se asusten ante ellos, porque Yahvé, tu Dios, está contigo; no te dejará ni te abandonará.» (Deuteronomio 31:6)

¡Los que temen al Señor, confíen en el Señor, él es su socorro y su escudo! (Salmo 115:11)

Al Señor, en mi angustia, le clamé, y me respondió sacándome de apuros. Si el Señor está conmigo, no temo, ¿qué podrá hacerme el hombre? (Salmo 118:5-6)

El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién he de temer? Amparo de mi vida es el Señor, ¿ante quién temblaré? (Salmo 27:1)

Aunque pase por quebradas oscuras, no temo ningún mal, porque tú estás conmigo con tu vara y tu bastón, y al verlas voy sin miedo. (Salmo 23:4)

Pero el ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado el favor de Dios. (Lucas 1:30)

Y ahora, así te habla Yahvé, que te ha creado, Jacob, o que te ha formado, Israel. No temas, porque yo te he rescatado; te he llamado por tu nombre, tú eres mío. Si atraviesas el río, yo estaré contigo y no te arrastrará la corriente. Si pasas por medio de las llamas, no te quemarás, ni siquiera te chamuscarás. Pues yo soy Yahvé, tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador. Para rescatarte, entregaría a Egipto Etiopía y Saba, en lugar tuyo. Porque tú vales mucho a mis ojos, yo doy a cambio tuyo vidas humanas; por ti entregaría pueblos, porque te amo y eres importante para mí. No temas, pues, ya que yo estoy contigo. Del Este haré venir a tu descendencia y del Oeste te reuniré. (Isaías 43:1-5)

Enseñanza Núm. 15  “La Oración”.
22 de Julio del 2016

Todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo, y la victoria en que el mundo ha sido vencido es nuestra fe. (1 Juan 5:4)

Cuando ustedes recen, no imiten a los que dan espectáculo; les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que la gente los vea. Yo se lo digo: ellos han recibido ya su premio. Pero tú, cuando reces, entra en tu pieza, cierra la puerta y ora a tu Padre que está allí, a solas contigo. Y tu Padre, que ve en lo secreto, te premiará. Cuando pidan a Dios, no imiten a los paganos con sus letanías interminables: ellos creen que un bombardeo de palabras hará que se los oiga. (Mateo 6:5-7)

Cerca está el Señor de los que le invocan, de todos los que lo invocan de verdad. (Salmo 145:18)

Reconozcan sus pecados unos ante otros y recen unos por otros para que sean sanados. La súplica del justo tiene mucho poder con tal de que sea perseverante (Santiago 5:16)

Y si nos escucha en todo lo que le pedimos, sabemos que ya tenemos lo que le hemos pedido. (1 Juan 5:15)

Todo lo que pidan en mi Nombre lo haré, de manera que el Padre sea glorificado en su Hijo. (Juan 14:13)

Ustedes quisieran tener y no tienen, entonces matan; tienen envidia y no consiguen, entonces no hay más que discusiones y peleas. Pero si ustedes no tienen es porque no piden, o si piden algo, no lo consiguen porque piden mal; y no lo consiguen porque lo derrocharían para divertirse. (Santiago 4:2-3)

Cuando me invoquen y vengan a suplicarme, yo los escucharé; y cuando me busquen me encontrarán, siempre que me imploren con todo su corazón. (Jeremías 29:12-13)

Por eso les digo: todo lo que pidan en la oración, crean que ya lo han recibido y lo obtendrán. (Marcos 11:24)

Sean constantes en la oración; quédense velando para dar gracias; (Colosenses 4:2)

Somos débiles pero el Espíritu viene en nuestra ayuda. No sabemos cómo pedir ni qué pedir, pero el Espíritu lo pide por nosotros, sin palabras, como con gemidos. (Romanos 8:26)

Llámame y te responderé; te mostraré cosas grandes y secretas que tú ignoras. (Jeremías 33:3)

El fin de todas las cosas está cerca; vivan, pues, con sensatez, y dediquen sus noches a la oración. (1 Pedro 4:7)

Antes bien, en toda ocasión presenten sus peticiones a Dios y junten la acción de gracias a la súplica. Y la paz de Dios, que es mayor de lo que se puede imaginar, les guardará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. (Filipenses 4:6-7)

Vivan orando y suplicando. Oren en todo tiempo según les inspire el Espíritu. Velen en común y perseveren en sus oraciones sin desanimarse nunca, intercediendo en favor de todos los santos, sus hermanos. (Efesios 6:18)

Estén siempre alegres, oren sin cesar y den gracias a Dios en toda ocasión; ésta es, por voluntad de Dios, su vocación de cristianos. (Tesalonicenses 5:16-18)

Enseñanza Núm. 16  “Sanación”.
13 de Agosto del 2016

Yahvé alejará de ti toda enfermedad, no dejará caer sobre ti ninguna de las plagas de Egipto que tú conoces. En cambio, las hará caer sobre aquellos que te odien. (Deuteronomio 7:15)

Al atardecer le llevaron muchos endemoniados. Él expulsó a los espíritus malos con una sola palabra, y sanó también a todos los enfermos. Así se cumplió lo que había anunciado el profeta Isaías: Él tomó nuestras debilidades y cargó con nuestras enfermedades. (Mateo 8:16-17)

El Señor está cerca del corazón deshecho y salva a los de espíritu abatido. Aunque el justo padezca muchos males, de todos los librará el Señor. (Salmo 34:19-20)

Ya que a ti te llamaban La Abandonada, nuestra presa, de quien nadie se preocupa, yo voy a devolver el vigor a tu cuerpo y voy a sanar tus llagas, dice Yahvé. (Jeremías 30:17)

Hermanos, deseamos que conozcan algo de lo que nos tocó padecer en Asia. Realmente fue tan grande el peso de esa prueba que ya habíamos perdido toda esperanza de salir con vida. Sentimos en nosotros una sentencia de muerte, pero eso fue sólo para que no confiáramos en nosotros mismos, sino en Dios, que resucita a los muertos. Él nos libró de ese peligro de muerte tan grande, y nos seguirá protegiendo. En él hemos puesto nuestra esperanza y seguirá amparándonos, siempre que ustedes nos ayuden con sus oraciones. Si son muchos los que piden por nosotros, serán también muchos los que darán gracias a Dios cuando nos toque recibir. (2° Corintios 1:8-11)

Sin embargo, eran nuestras dolencias las que él llevaba, eran nuestros dolores los que le pesaban. Nosotros lo creíamos azotado por Dios, castigado y humillado, y eran nuestras faltas por las que era destruido, nuestros pecados, por los que era aplastado. El soportó el castigo que nos trae la paz y por sus llagas hemos sido sanados. Todos andábamos como ovejas errantes, cada cual seguía su propio camino, y Yahvé descargó sobre él la culpa de todos nosotros. (Isaías 53:4-6)

Yahvé ordenó a un gran pez que tragara a Jonás, y Jonás estuvo tres días y tres noches en el vientre del pez. Entonces Jonás dirigió esta oración a Yahvé, su Dios, desde el vientre del pez: «En mi angustia llamé a Yahvé y me respondió, grité desde el lugar de los muertos y tú oíste mi voz… Entonces Yahvé dio orden al pez y éste vomitó a Jonás sobre la tierra. (Jonás 2:1-3 y 11)

Les envió a su palabra, los sanó y salvó sus vidas de la tumba. (Salmo 107:20)

Yo, sin embargo, me apresuraré a que se restablezcan y mejoren; les devolveré la salud y les haré gozar de mucha paz y seguridad. (Jeremías 33:6)

La oración hecha con fe salvará al que no puede levantarse; el Señor hará que se levante; y si ha cometido pecados, se le perdonarán. Reconozcan sus pecados unos ante otros y recen unos por otros para que sean sanados. La súplica del justo tiene mucho poder con tal de que sea perseverante: (Santiago 5:15-16)

Ustedes sólo servirán a Yahvé, y yo bendeciré tu pan y tu agua, y apartaré de ti todas las enfermedades. (Éxodo 23:25)

Enseñanza Núm. 17  “El Corazón”.
20 de Agosto del 2016

Abre tus oídos, escucha mis palabras, pon atención a mis enseñanzas. Te gustará conservarlas en tu memoria y tenerlas listas en tus labios cada vez que tú quieras. (Proverbios 22:17-18)

¿Queremos provocar acaso los celos del Señor? ¿Seremos acaso más fuertes que él? Todo está permitido, pero no todo me conviene. Todo está permitido, pero no todo me hace bien. (1 Corintios 10:22-23)

No hay árbol bueno que dé frutos malos, ni tampoco árbol malo que dé frutos buenos. Cada árbol se conoce por sus frutos. No se recogen higos de los espinos ni se sacan uvas de las zarzas. Así, el hombre bueno saca cosas buenas del tesoro que tiene en su corazón, mientras que el malo, de su fondo malo saca cosas malas. La boca habla de lo que está lleno el corazón. (Lucas 6:43-45)

Pero Yahvé dijo a Samuel: «No mires su apariencia ni su gran estatura, porque lo he descartado. Pues la mirada de Dios no es la del hombre; el hombre mira las apariencias, pero Yahvé mira el corazón. (1 Samuel 16:7)

El mismo Dios que dijo: Brille la luz en medio de las tinieblas, es el que se hizo luz en nuestros corazones, para que se irradie la gloria de Dios tal como brilla en el rostro de Cristo. (2 Corintios 4:6)

El hombre de corazón sabio acepta los consejos, mientras que el pretencioso corre a su perdición. (Proverbios 10:8)

Cuando me invoquen y vengan a suplicarme, yo los escucharé; y cuando me busquen me encontrarán, siempre que me imploren con todo su corazón. (Jeremías 29:12-13)

No se preocupen tanto por lucir peinados rebuscados, collares de oro y vestidos lujosos, todas cosas exteriores, sino que más bien irradie de lo íntimo del corazón la belleza que no se pierde, es decir, un espíritu suave y tranquilo. Eso sí que es muy precioso ante Dios. (1 Pedro 3:3-4)

Las caras no se parecen y mucho menos los corazones. (Proverbios 27:19)

Cada uno dé según lo que decidió personalmente, y no de mala gana o a la fuerza, pues Dios ama al que da con corazón alegre. (2 Corintios 9:7)

Crea en mí, oh Dios, un corazón puro, renueva en mi interior un firme espíritu. (Salmo 51:12)

¡Con todo mi corazón te he buscado, no me desvíes de tus mandamientos! En mi corazón escondí tu palabra para no pecar contra ti. (Salmo 119:10-11)

Les encargo solamente que recuerden y practiquen el mandamiento de la Ley que les entregó Moisés y que es amar a Yahvé, nuestro Dios, siguiendo sus caminos y observando sus mandamientos. Permanezcan fieles, sirviéndolo con todo el corazón y con toda el alma. (Josué 22:5)

Enseñanza Núm. 18  “La Perseverancia y Oración para pedirla”.
27 de Agosto del 2016

Feliz el hombre que soporta pacientemente la prueba, porque, después de probado, recibirá la corona de vida que el Señor prometió a los que lo aman. (Santiago 1:12)

Por eso, pongan el máximo empeño en incrementar su fe con la firmeza, la firmeza con el conocimiento, el conocimiento con el dominio de los instintos, el dominio de los instintos con la constancia, la constancia con la piedad… (2 Pedro 1:5-6)

Por eso, tampoco nosotros hemos cesado de rezar por ustedes desde el día en que recibimos esas noticias, y pedimos a Dios que alcancen el pleno conocimiento de su voluntad, mediante dones de sabiduría y entendimiento espiritual. (Colosenses 1:9)

Tengan esperanza y sean alegres. Sean pacientes en las pruebas y oren sin cesar. (Romanos 12:12)

Toma como norma la sana doctrina que has oído de mí sobre la fe y el amor según Cristo Jesús. Conserva el precioso depósito con la ayuda del Espíritu Santo que habita en nosotros. (2 Timoteo 1:13-14)

Es necesario que sean constantes en hacer la voluntad de Dios, para que consigan su promesa. (Hebreos 10:36)

Innumerables son estos testigos, y nos envuelven como una nube. Depongamos, pues, toda carga inútil, y en especial las amarras del pecado, para correr hasta el final la prueba que nos espera. Levantemos la mirada hacia Jesús, que dirige esta competición de la fe y la lleva a su término. El escogió la cruz en vez de la felicidad que se le ofrecía; no tuvo miedo a la humillación y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios. (Hebreos 12:1-2)

Si sufrimos pacientemente con él, también reinaremos con él. Si lo negamos, también él nos negará. (2 Timoteo 2:12)

No, hermanos, yo no me creo todavía calificado, pero para mí ahora sólo vale lo que está adelante, y olvidando lo que dejé atrás, corro hacia la meta, con los ojos puestos en el premio de la vocación celestial, quiero decir, de la llamada de Dios en Cristo Jesús. (Filipenses 3:13-14)

Pelea el buen combate de la fe, conquista la vida eterna a la que has sido llamado y por la que hiciste tu hermosa declaración de fe en presencia de numerosos testigos. (1 Timoteo 6:12)

Los que me comen tendrán todavía hambre, y los que me beben tendrán aún sed. El que me escucha no se arrepentirá, los que me cultivan no pecarán. (Eclesiástico24:21-22)

¡Brille mi doctrina como la aurora y extienda su luz a lo lejos! Propáguense mis lecciones como palabras proféticas: porque quiero dejarlas a las futuras generaciones. (Eclesiástico24:32-34)

Pidan Hijitos Míos –dice la Virgen del Apocalipsis-, pidan este bello Don de la Perseverancia, pueden usar esta ORACIÓN:

¡Oh Dios mío, con humildad acudo a ti, para pedirte me des la gracia de vivir santamente todos los días de mi vida.
Te ruego y te suplico me concedas el Don de la Perseverancia y de la Paciencia; la Gracia, el Valor y la Sabiduría para que pueda emplear conforme a Tu Voluntad los Dones que Tú me has dado.
Te lo pido por los méritos de Nuestro Señor Jesucristo y de su Santísima Madre la Virgen María. Así sea!

Enseñanza Núm. 19  “La Gratitud”.
3 de Septiembre del 2016       

Porque todo lo que Dios ha creado es bueno y no hay por qué rechazar un alimento que se toma dando gracias a Dios; es santificado por la palabra de Dios y la oración. (1 Timoteo 4:4-5)

Gritos de gozo y de alegría, canción del novio y de la novia, voz de los que traigan sacrificios de alabanza a la Casa de Yahvé. Y dirán éstos: «Alaben a Yahvé porque es bueno, porque es eterno su amor.» Pues haré volver a los que fueron desterrados, y estarán como antes. (Jeremías 33,11)

En resumen: por mi conciencia me someto a la Ley de Dios, mientras que por la carne sirvo a la ley del pecado. (Romanos 7,25)  

Dios es el Refugio del oprimido. (Salmo 9,1)

El Señor es mi fuerza y mi escudo, mi corazón confiaba en él, y me socorrió; por eso mi corazón se alegra y le canto agradecido. (Salmo 28,7)

Y nosotros, tu pueblo, el rebaño de tu redil, te daremos gracias para siempre; de edad en edad diremos tu alabanza. (Salmo 79,13)

¡Aleluya! Den gracias al Señor porque él es bueno, porque su amor perdura para siempre. (Salmo 106,1)  

Alaben al Señor porque es bueno. Porque es eterna su misericordia. (1ª Crónicas 16,34)

Den gracias a Dios Padre en nombre de Cristo Jesús, nuestro Señor, siempre y por todas las cosas. (Efesios 5,20)

Y den gracias a Dios en toda ocasión; ésta es, por voluntad de Dios, su vocación de cristianos. (1ª Tesalonicenses 5,18)

Debemos dar gracias a Dios en todo tiempo por ustedes, hermanos. Es justo hacerlo, ya que siguen progresando en la fe y crece el amor de cada uno a los hermanos. (2ª Tesalonicenses 1,3)

Sean constantes en la oración, quédense velando para dar gracias. (Colosenses 4,2)

Así la paz de Cristo reinará en sus corazones, pues para esto fueron llamados y reunidos. Finalmente, sean agradecidos. Que la palabra de Cristo habite y se sienta a gusto en ustedes. Tengan sabiduría para que puedan enseñar y aconsejar unos a otros; canten a Dios de todo corazón y con gratitud salmos, himnos y alabanzas espontáneas. Y todo lo que puedan decir o hacer, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él. (Colosenses 3,15-17)

Enseñanza Núm. 20  “La Protección de Dios”.
10 de Septiembre del 2016

El pacto que contraigo con ustedes es que, en adelante, ningún ser viviente morirá por las aguas de un diluvio, ni habrá nunca más diluvio que destruya la tierra.» (Génesis 9,11)

Contigo acometo las huestes, con mi Dios escalo la muralla. (Salmo 18,30)

¿Qué más podemos decir? Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros? (Romanos 8,31)

Las palabras de Dios pasan cualquier prueba, son un escudo para los que confían en él. (Proverbios 30,5)

Yahvé es bueno; para los que en él confían, es un refugio en el día de la angustia.Conoce a los que en él confían, y los salva de las aguas embravecidas. (Nahúm 1,7)

El malo morirá por su maldad y los que odian al justo, lo tendrán que pagar.(Salmo 34,22)

Ningún arma que hayan forjado contra ti resultará, y harás callar a cualquiera que te acuse. Este es el premio para los servidores de Yahvé y la victoria que les garantizo, dice Yahvé. (Isaías 54,17)

El Señor es fiel: a ustedes los fortalecerá y preservará del Maligno. (2ª Tesalonicenses 3,3)

Él es mi roca, en él me refugio. Es mi escudo, mi salvación, mi ciudadela y mi refugio: mi salvador me salva de la violencia. Invoco a Yahvé que es digno de confianza y me veo libre de mis enemigos. (2a Samuel 22,3-4)

No corran tras el dinero, sino más bien confórmense con lo que tienen, pues Dios ha dicho: Nunca te dejaré ni te abandonaré. (1ª Juan 5,18)

¡Yahvé, mi fortaleza!, a él le cantaré, él fue mi salvación, él es mi Dios y lo alabaré, el Dios de mi padre, lo ensalzaré. (Éxodo 15,2)  

Dile al Señor: «Mi amparo, mi refugio, mi Dios, en quien yo pongo mi confianza».
Él te librará del lazo del cazador y del azote de la desgracia; te cubrirá con sus plumas y hallarás bajo sus alas un refugio. No temerás los miedos de la noche ni la flecha disparada de día, ni la peste que avanza en las tinieblas, ni la plaga que azota a pleno sol. (Salmo 91, 2-6)

No te pido que los saques del mundo, sino que los defiendas del Maligno. (Juan 17,15)

Yo estoy contigo; te protegeré a dondequiera que vayas y te haré volver a esta tierra, pues no te abandonaré hasta que no haya cumplido todo lo que te he dicho.» (Génesis 28,15)

Enseñanza Núm. 21  “La Paz”.
17 de Septiembre del 2016

Felices los que trabajan por la paz, porque serán reconocidos como hijos de Dios. (Mateo 5,9)

Tú la guardas en paz porque confía en ti. (Isaías 26,3)

Les he hablado de estas cosas para que tengan paz en mí. Ustedes encontrarán la persecución en el mundo. Pero, ánimo, yo he vencido al mundo.» (Juan 16,33)

Aléjese del mal y haga el bien, busque la paz y corra tras ella. (1ª Pedro 3,11)  

Pero nadie ha sido capaz de dominar la lengua. Es un azote que no se puede detener, un derrame de veneno mortal. (Santiago 3,8)

Así la paz de Cristo reinará en sus corazones, pues para esto fueron llamados y reunidos. Finalmente, sean agradecidos. (Colosenses 3,15)

Mantengan entre ustedes lazos de paz y permanezcan unidos en el mismo espíritu. (Efesios 4,3)

Ninguna corrección nos alegra en el momento, más bien duele; pero con el tiempo, si nos dejamos instruir, traerá frutos de paz y de santidad. Procuren estar en paz con todos y progresen en la santidad, pues sin ella nadie verá al Señor.(Hebreos 12,11 y 14) 

Les dejo la paz, les doy mi paz. La paz que yo les doy no es como la que da el mundo. Que no haya en ustedes angustia ni miedo. (Juan 14,27)

“¡Yahvé te bendiga y te guarde! ¡Yahvé haga resplandecer su rostro sobre ti y te mire con buenos ojos! ¡Yahvé vuelva hacia ti su rostro y te dé la paz!” (Números 6,24-26)  

Enseñanza Núm. 22 “La Esperanza”.
24 de Septiembre del 2016

Mis adversarios me insultan y se me quiebran los huesos al oír que a cada rato me dicen: «¿Dónde quedó tu Dios?» (Salmo 42,11)

Y ¿quién podrá hacerles daño si se esfuerzan en hacer el bien? Felices ustedes si incluso tienen que sufrir por haber actuado bien. No teman lo que ellos temen ni se asusten, sino bendigan en sus corazones al Señor, a Cristo; estén siempre dispuestos para dar una respuesta a quien les pida cuenta de su esperanza, pero háganlo con sencillez y deferencia, sabiendo que tienen la conciencia limpia. De este modo, si alguien los acusa, la vergüenza será para aquellos que calumnian la vida recta de los cristianos. (1ª Pedro 3,13-16)

¡Yahvé, tu Dios, está en medio de ti el héroe que te salva! El saltará de gozo al verte a ti y te renovará su amor. Por ti danzará y lanzará gritos de alegría como lo haces tú en el día de la Fiesta.» (Sofonías 3,17)

Te preserva el Señor de todo mal, él guarda tu alma. Él te guarda al salir y al regresar, ahora y para siempre. (Salmo 121,7-8)

Sigamos profesando nuestra esperanza sin que nada nos pueda conmover, ya que es digno de confianza aquel que se comprometió. (Hebreos 10,23)

Amen al Señor todos sus fieles, pues él guarda a los que le son leales, pero les devolverá el doble a los soberbios. (Salmo 31,24)

Recuerden la Escritura: Ni ojo vio, ni oído oyó, ni por mente humana han pasado las cosas que Dios ha preparado para los que lo aman. (1ª Corintios 2,9)

Cada uno podrá permanecer sentado bajo su parrón o su higuera sin que nadie lo moleste; pues así lo dice el Señor. (Miqueas 4,4)

Incluso no nos acobardamos en las tribulaciones, sabiendo que la prueba ejercita la paciencia, que la paciencia nos hace madurar y que la madurez aviva la esperanza, la cual no quedará frustrada, pues ya se nos ha dado el Espíritu Santo, y por él el amor de Dios se va derramando en nuestros corazones. (Romanos 5,3-5)

Amados, a pesar de que ya somos hijos de Dios, no se ha manifestado todavía lo que seremos; pero sabemos que cuando él aparezca en su gloria, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como es. (1 Juan 3,2)

Por lo tanto, hermanos, esfuércense por confirmar el llamado de Dios que los ha elegido. Si obran así, no decaerán, y se les facilitará generosamente la entrada al reino eterno de nuestro Señor y Salvador, Cristo Jesús. (2ª Pedro 1,10-11)

Enseñanza Núm. 23  “La Humildad”.
15 de Octubre del 2016

Sean humildes y amables, sean comprensivos y sopórtense unos a otros con amor. (Efesios 4,2)

Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que, llegado el momento, él los levante. (1ª Pedro 5,6)

No hagan nada por rivalidad o vanagloria. Que cada uno tenga la humildad de creer que los otros son mejores que él mismo. (Filipenses 2,3)

Hoy la arrogancia, mañana la vergüenza: la sabiduría vive con los modestos.(Proverbios 11,2)

Vivan en armonía unos con otros. No busquen grandezas y vayan a lo humilde; no se tengan por sabios. (Romanos 12,16)

Humíllense ante el Señor y él los ensalzará. (Santiago 4,10)

Pónganse, pues, el vestido que conviene a los elegidos de Dios, sus santos muy queridos: la compasión tierna, la bondad, la humildad, la mansedumbre, la paciencia. (Colosenses 3,12)

Y mi pueblo, sobre el cual es invocado mi Nombre, se humilla, rezando y buscando mi rostro, y se vuelven de sus malos caminos, yo entonces los oiré desde los cielos, perdonaré su pecado y sanaré su tierra. (2ª Crónicas 7,14)

Finalmente, tengan todos un mismo sentir, compartan las preocupaciones de los demás con amor fraterno, sean compasivos y humildes. (1ª Pedro 3,8)

Busquen a Yahvé todos ustedes, los humildes del país, que cumplen sus mandatos, practiquen la justicia y sean humildes y así, tal vez, encontrarán refugio el día del furor de Yahvé. (Sofonías 2,3)

Enseñanza Núm. 24  “Cómo vencer al mal”.
6 de Noviembre del 2016

No te dejes vencer por el mal, más bien derrota al mal con el bien. (Romanos 12,21)

(Aborrecer el mal es temer a Yahvé.) Aborrezco el orgullo y la arrogancia, los caminos que conducen al mal y a la hipocresía. (Proverbios 8,13)

Hermanos, les ruego que tengan cuidado con esa gente que va provocando divisiones y dificultades, saliéndose de la doctrina que han aprendido. Aléjense de ellos. (Romanos 16,17)

Enójense, pero sin pecar; que el enojo no les dure hasta la puesta del sol, pues de otra manera se daría lugar al demonio. (Efesios 4,26-27)

Cuiden que nadie devuelva a otro mal por mal, sino constantemente procuren el bien entre ustedes y con los demás. Eviten toda clase de mal, dondequiera lo encuentren. (1ª Tesalonicenses 5,15 y 22)

No te creas el más sabio: ten el temor de Yahvé y mantente alejado del mal. Eso será un remedio para tu cuerpo, y refrescará tus huesos. (Proverbios 3, 7-8)

Amados del Señor, odien el mal, pues él cuida las almas de sus fieles y los libra de manos de malvados. (Salmo 97,10)

¡Lávense, purifíquense! no me hagan el testigo de sus malas acciones, (Isaías 1,16)

Lleven con ustedes todas las armas de Dios para que puedan resistir las maniobras del diablo. (Efesios 6,11)

Se autoriza su difusión. 

FUENTE https://evangelizacionparalosultimostiempos.blogspot.mx

BLOG: MAIL: EJERCITO.MARIANO.MUNDIAL@GMAIL.COM


BLOGS RECOMENDADOS POR EL MIDP:
Mensajes y Evangelización Certificados por el M.I.D.P.

Entradas populares